Desde 1990 Fassbiere distribuye cervezas de las principales marcas y de cerveceras artesanas

Cerveceras en Fassbiere

Nuestras Marcas

Fassbiere importa

Desde 1990 descubriendo, presentando y sirviendo cervezas de todo el mundo.

En Fassbiere llevamos desde siempre renovando a diario nuestro catálogo. Una selección tan amplia debería estar, como poco, representada por las cerveceras que las elaboran.

Descubrir su historia, sus características y cualidades ayudan a conocer mejor y apreciar más el mundo de las cervezas.

Nuestras marcas

Roman

Cervezas BIO y ecológicas en Fassbiere: Brouwerij Roman

Se presenta como la cervecería familiar más antigua de Bélgica, y no por ello resulta la más tradicional pues sus especialidades cerveceras no solo siguen la línea de las cervezas belgas, también ofrece otros estilos inspirados en cervezas francesas y alemanas.

Catorce generaciones de la familia Roman han conseguido llevar adelante la cervecera establecida en 1545, recuperándose de la Segunda Guerra Mundial con la fabricación de una Pilsen de éxito.

Además de las variedades Pilsen y trigo Roman, en nuestro catálogo puedes encontrar las ale Sloeber y su versión IPA, la BIO Adriaen Brouwer, las ales belgas conmemorativas Gentse y Rebelse Strop, y las cervezas de abadía Ename, que homenajean a la abadía pionera en la elaboración cervecera de la zona, y la sin alcohol Ramón.

 

Orval

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Orval

A la abadía de Nuestra Señora de Orval (Abdij Notre-Dame d’Orval) también le tocó vivir tiempos convulsos. Desde 1132 sufrió incendios, guerras y saqueos hasta que que en 1926 fueron donadas las tierras a la Orden Cisterciense obteniendo el reconocimiento de Abadía en 1935.

Dice la leyenda que el monasterio original se fundó porque una trucha emergió de las aguas para entregar su anillo nupcial a “La Gran Condesa” que lo había perdido en el río. Por ello las etiquetas de la cerveza Orval muestran al pez con el anillo en la boca.

En los terrenos de la abadía, para financiar las obras de reconstrucción, se creó en 1931 la Brasserie d’Orval. Aunque ya era conocida la actividad cervecera en la zona desde varios siglos atrás, las cervezas de Orval resultaron diferentes por los maestros cerveceros contratados quienes incorporaron métodos alemanes e ingleses.

El experto cervecero Michael Jackson consideraba la cerveza Orval como un “clásico internacional”

Westvleteren

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Westvleteren

La Sint-Sixtusabdij van Westvleteren no tiene una historia tan dilatada como la de otras abadías trapenses. Sus inicios datan de 1831 y un siglo más tarde inicia su comercialización cervecera que interrumpirá al final de la Segunda Guerra Mundial para licenciar la receta a una cervecera cercana y así sufragar los costes de su mantenimiento.

Esa cervecera es la que ahora produce, con las mismas recetas, las cervezas de abadía St. Bernardus. Originalmente comercializadas como Sixtus Watou, pasaron a desvincularse de la abadía de Sint Sixtus al sumarse ésta a la Asociación Internacional Trapense y producir de nuevo internamente sus cervezas en 1992.

Considerada la mejor cerveza del mundo, la producción cervecera limitada, su excelente calidad y las limitaciones de la venta al público, han dotado a las cervezas de la abadía de Sint Sixtus en Westvleteren de valores añadidos de exclusividad y prestigio.

 

Achel

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Achel

La historia de las cervezas trapenses es una historia de solidaridad. Aunque aún presente en la Asociación Internacional Trapense, la cervecera Achel (Brouwerij der Sint-Benedictusabdij de Achelse Kluis) dejó de ser estrictamente trapense en enero de 2021 pues sus últimos monjes se retiraron a la abadía de Westmalle.

Destruida dos veces, durante la Revolución Francesa y la Primera Guerra Mundial, y reconstruida otras tantas con el apoyo de las abadías de Westmalle y Rochefort, Achel inició su actividad de fabricación cervecera trapense en 1871.

Hoy, aunque veamos cambiar en sus etiquetas el distintivo “TRAPPIST” por el escudo de armas del monasterio de Achel, podremos seguir disfrutando de sus cervezas rubia y negra de auténtico espíritu trapense pues, semanalmente, el abad de Westmalle supervisa la elaboración de cerveza según las recetas originales y sus ingresos se seguirán destinando al mantenimiento de la abadía, la solidaridad trapense, proyectos de desarrollo y organizaciones benéficas.

Rochefort

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Rochefort

Brasserie de Rochefort está asociada con la Abadía de Notre Dame de Saint-Remy en Rochefort, cuyos orígenes cerveceros se remontan al siglo XVI.

Rochefort se inspiró para su primera cerveza en la Patersvaatje de Achel, su abadía madre y proveedora de monjes, comenzando su producción cervecera en 1899 y obteniendo un Grand Prix en una exhibición en Bruselas.

También afectada por los destrozos de la Primera Guerra Mundial, Rochefort obtuvo el apoyo de la abadía de Chimay que, además, envió a un maestro cervecero para modernizar sus instalaciones y mejorar las cervezas.

Rochefort fue una de las seis abadías fundadoras de la Asociación Internacional Trapense en 1997 que otorga el sello de calidad «Authentic Trappist Product» a las cervezas que observan los criterios monásticos y de calidad que dicta la “Regla de San Benito”.

Sus cervezas, las rojiza, tostada y negra Rochefort 6, 8 y 10, cuentan con dicha certificación.​

Westmalle

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Westmalle

Dentro de los muros de la Abadía de Westmalle en Bélgica se encuentra la Brouwerij der Trappisten van Westmalle. Aunque fundada en 1764 no es hasta 1836 cuando la abadía es declarada trapense e inicia su elaboración cervecera.

Westmalle es una cervecera pionera. A ella la debemos la creación en 1856 de la primera cerveza “dubel” año en que se comienzan sus primeras ventas. También a Westmalle debemos el término “tripel”, que aplicaron a una cerveza tipo golden strong pale ale en 1934.

Aunque sus tres cervezas trapenses, Dubbel, Trippel y Extra, se disfrutan en todo el mundo, su producción no persigue un fin comercial, sino el sustento para los monjes, el mantenimiento y desarrollo de la cervecería y unas buenas condiciones laborales de los empleados seglares. El resto de los ingresos se destina a organizaciones benéficas, obras sociales y personas necesitadas.

Chimay

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Chimay

La Abadía de Scourmont, en el municipio belga de Chimay, nace como priorato con el apoyo de las abadías trapistas de Westmalle y Westvleteren, y el Príncipe de Chimay.

La abadía alberga su cervecería desde 1862. A ella se le atribuye el usar por vez primera “Trappist Ale” en el etiquetado.

Chimay es conocida por el color de los etiquetados de sus cervezas azul, roja y la triple de etiqueta blanca. Como en sus abadías hermanas, Chimay producía su propia ‘patersbier’, cerveza exclusiva para los monjes que acabó por comercializarse como Chimay Doree. También su Chimay Verde, la edición 150 aniversario en principio limitada, ha vuelto de manera permanente a su catálogo.

A sus principios trapistas Chimay suma una postura responsable con el entorno: sus residuos se recuperan para el ganado de la zona que produce la leche con la que la abadía elabora sus quesos.

La Trappe

Cervezas Trapenses en Fassbiere: La Trappe

La Trappe toma el nombre del monasterio francés del siglo XII que dio nombre a la comunidad trapense, pero la cervecera, Brouwerij de Koningshoeven, pertenece a la Abadía de Notre-Dame de Koningshoeven, situada en los Países Bajos, y es una de las dos cervezas de abadía holandesas, junto con Zundert, integradas en la Asociación Internacional Trapense.

Sus orígenes monásticos fueron franceses, pero el anticlericalismo de la Tercera República hizo que monjes del norte de Francia buscaran en Holanda nuevos emplazamientos para establecerse.

Los antecedentes familiares cerveceros en Munich de uno de los priores propiciarían en 1884 la actividad cervecera en la abadía lo que mejoró la situación financiera aumentando también su comunidad monástica.

Hoy son nueve las cervezas que comercializa La Trappe, y entre ellas una orgánica.

Zundert

Cervezas Trapenses en Fassbiere: Zundert

María del Refugio (Abdij María Toevlutch) no se constituiría en abadía hasta 1934, tras décadas de retos financieros en los que fueron amparados por la abadía de Westmalle y las donaciones de una benefactora local.

La necesidad fue acicate para la innovación en los monjes de Zundert: en los años 70 introdujeron la liturgia en holandés y la meditación zen en su abadía.

Orientada a la agricultura y ganadería, en 1998 la abadía hace más sostenible su actividad ganadera que abandonará en 2011 para centrarse en la actividad cervecera. La primera cerveza de la Trappistenbrouwerij De Kievit, hoy Zundert 8, se lanzaba al mercado en 2013. Y en 2019, la oscura y fuerte Zundert 10 es nombrada la mejor cuádruple de los Países Bajos en el Dutch Beer Challenge.

Fuller’s Brewery

Fassbiere: Cervezas de importación de la cervecera Fuller's Griffin Brewery

Cervecera familiar londinense creada en 1895 y vinculada a negocios de hostelería: pubs, posadas y hoteles. Conocida desde el siglo XVII como la “Cervecera del Grifo” por la bestia mitológica que preside su emblema, sus cervezas ale se exportan hoy a 80 países y han sido premiadas en diferentes certámenes cerveceros; entre ellas nuestras bien conocidas Fuller’s London Pride, Fuller’s London Porter y Fuller’s ESB.

Desde 2019, la cervecera de Chiswick forma parte del gigante cervecero japonés Asahi, tras escindirse de su matriz Fuller, Smith & Turner PLC.

Brouwerij The Musketeers

Fassbiere: Cervezas de importación de la cervecera Brouwerij The Musketeers

Amigos e ingenieros cerveceros, los creadores de la Troubadour Magma fundaron en 1999 The Musketeers Brewery elaborando sus primeras cervezas ale en la cocina de la madre de uno de ellos.

Poco a poco las cervezas Troubadour fueron conquistando el mercado belga y el extranjero. Primero crearon la Troubadour Blond, después la siguieron sus hermanas Obscura y Magma, y hoy cuentan con una amplia gama de cervezas repartidas en varias series: de las clásicas Belgian Legends a la más experimental y colaborativa Dirty Talk o las ediciones limitadas de Bucket List.

Flying Dog Brewery

Fassbiere: Cervezas de importación de la cervecera Flying Dog

La cervecera artesana más grande de Maryland (USA) fue fundada en 1990 por un catedrático de Física y comenzó como un Brewpub en Aspen, Colorado.

Su lema “Good Beer, no shit” defiende el arte cervecero, la experimentación y la calidad como estrategia empresarial. Muchas de sus cervezas emblemáticas aún se mantienen en cartel… y en nuestro catálogo, como las IPA Snake Dog, Double Dog o Raging Bitch, y la Imperial The Truth.

Su apuesta por el arte y la creatividad más allá de su imagen diseñada por Ralph Steadman, quien llegó a Flying Dog recomendado por el escritor Hunter S. Thompson.

Birra Toccalmatto

Fassbiere: Cervezas de importación de la cervecera Birra Toccalmatto

Sueño cumplido de Bruno Carilli, la cervecería se fundó en Fidenza en 2008 y en solo cinco años fue nombrada “Mejor Cervecería del Mundo por Rate Beer”.

En su compromiso de elaborar “Solo Cervezas con Carácter”, Toccalmatto se distingue por su amplia y constante investigación sobre el lúpulo, las levaduras y la fermetación, lo que la sitúa a la vanguardia en la experimentación. También por ser punto de referencia y cantera de talentos cerveceros.

Desde 2020 introduce su nuevo formato de lata que hace aún más espectaculares sus envases inspirados en los géneros cinematográficos como atestiguan sus B-Space Invader, Maciste, Re Hop y Zona Cesarini

Cervezas DouGall’s

Fassbiere: Cervezas de la cervecera cántabra DouGall's

Cántabra, de Liérganes, con nombre anglosajón, Dougall’s es una fábrica de cerveza artesana ubicada fundada en 2006 por el inglés Andrew Thomas Dougall: un editor enamorado de Cantabria y de la oportunidad de introducir en España una cerveza de sabor diferente a las que se bebían a finales de los noventa.

En 2012 lanza su 942, una APA lupulada y sabor tropical que se gana el paladar de los aficionados cerveceros. Entre sus cervezas destacan sus IPA, incluida una orgánica, la APA premiada Happy Otter y la tostada Tres Mares. 

Pionera en el sector artesanal y comprometida con el entorno productivo rural y la naturaleza tiene en su porfolio la primera cerveza sin gluten de Cantabria: Raquera.

…muy pronto más cervezas

Fassbiere: Cervezas industriales y artesanas de importación

En Fassbiere queremos que nuestra gran variedad de cervezas en catálogo tenga también su reflejo en esta web.

Una selección tan amplia que abarca gran variedad de marcas, estilos, procedencias o especialidades tanto tradicionaless como de tendencias emergentes.

Hasta aquí has podido ver solo una pequeña muestra de las cerveceras, grandes y pequeñas, industriales y artesanas, históricas y recién llegadas, nacionales e internacionales… Y en breve te presentaremos más.